Inicio » Reformas » La Masía catalana

La masía catalana

masía catalana de Can Buixat La masía catalana es un tipo de casa que formaba parte del "mas" que era una explotación ganadera principalmente, aunque también agrícola.

Debido a esto, las masías del norte (ganaderas) eran más grandes que las del sur debido a la necesidad de guardar a los animales.

 

La masía catalana

Los masos han seguido una evolución no ajena a la historia y desde el siglo X han sufrido cambios, siendo utilizados sobre todo por pageses (familias que tenían el mas). Es a partir del siglo XII cuando experimentan una gran expansión.

 

Dependiendo de la época, la actividad y las necesidades podemos encontrar dos tipos. El más horizontal (de la época medieval), o el mas vertical que comienza a aparecer sobre el siglo XIII y trae consigo una construcción más compleja, seguramente debido a la inclusión en la obra de canteros y maestros de casas, mientras que hasta esa fecha las masías las hacían los propios pageses.

 

Volta catalanaSe comienza a añadir en la estructura una torre de vigilancia o defensa (sobre todo en la zona mediterránea) y cambia definitivamente el modelo constructivo. Así, se empieza a destinar la planta baja a los animales exclusivamente.

 

Más tarde se empezaron a construir masías de dos cuerpos hasta que en siglo XVIII se consolidad definitivamente el modelo de construcción de tres cuerpos y una sala central con el añadido de la típica “volta catalana”. Aquí podemos ver un ejemplo de la http://ca.wikipedia.org.

 

Materiales de construcción

La tierra como elemento constructivo ha sido muy utilizado por las cualidades de aislamiento térmico que tiene (el tapial) y lo sencillo que es manipularla, si a eso añadimos que es fácil de conseguir comprendemos que haya sido tan utilizada en la arquitectura rural. También se usaba la arena para hacer los morteros y argamasas (mortero de cal).

 

La piedra es el recurso más utilizado en las masías, salvo en zonas dónde no es fácil conseguirla. Así, dependiendo de la zona se usa la pizarra, principalmente, o el granito y la piedra calcárea. De la piedra calcárea se obtenía también la cal y el yeso. Las paredes y fachadas se hacían con rebozados, estucos y morteros a la cal de color terroso para ayudar a proteger los muros.

 

Los pavimentos al principio eran de piedra, más tarde se fueron sustituyendo, incluso los suelos de madera, por “rajolas” (piezas de cerámica de barro cocido) de 2 o 3 cm de grosor. Para las cubiertas se utilizaban tejas principalmente.

 

Las estructuras

Es sistema de construcción es de crujías (espacio entre dos muros de carga, normalmente entre 3 y 5 metros) de paredes de carga cubierto de vigas o “volta” con una orientación condicionada por los vientos, el sol o el terreno. Las paredes de carga son de mampostería seca (solo con piedra) o con piedra y mortero (principalmente argamasa).

 

En cuanto al número de pisos, podemos encontrar hasta de cuatro plantas lo que demuestra la importancia arquitectónica de la masía. Las cubiertas son casi generalmente a dos aguas. Hay que pensar que Cataluña tiene una gran diferencia climática de unas zonas a otras lo que hace que para un mismo tipo de construcción se observen varias soluciones arquitectónicas.

 

Para saber más: La Masia Catalana, Evolució, arquitectura i restauració ISBN: 84-95946-52-1

 

 

 

 

REFORMAS
Fosa séptica Fosa séptica
Fosa septica o pozo negro para las aguas residuales .
 
La cubierta de la casa La cubierta de la casa
Son la teja y la pizarra las elegidas normalmente.
 
Madera ecológica FSC Madera ecológica FSC
La madera que no perjudica el medio ambiente.